La Comisión Europea propone prohibir en el mercado de la UE los productos obtenidos con trabajo forzoso.

Ha sido recientemente publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el nuevo  informe “Global Estimates of Modern Slavery. Forced labour and forced marriage” que ofrece una panorámica sobre la difusión en el mundo de las formas modernas de esclavitud, es decir el trabajo forzoso y los matrimonios forzosos. Desde este informe se desprende, lamentablemente que en el año 2021, 50 milliones de personas en el mundo vivían en una condición de esclavitud moderna. En los últimos cinco años, el trabajo forzoso y los matrimonios forzosos hasta han crecido: en comparación con el 2016, los esclavos modernos han crecido de10 millones.

No se trata de un fenómeno reducido a los Países más pobres del mundo. De hecho, más de la mitad (52%) de todo el trabajo forzoso y 1/4 de todos los matrimonios forzosos han ocurrido en los Países de renta medio-alta o con renta alta.

Con específica referencia al trabajo forzoso, la gran mayoría de los casos están concentrados en el sector privado (86%). Otro dato alarmante tiene que ver con la explotación infantil: casi 1 trabajador forzoso sobre 8 es un niño (3,3 millones) y más de la mitad de estos es víctima de explotación.

Entonces, ¿Qué están haciendo los Estados de la Unión Europea ante estos datos aberrantes? 

En septiembre 2022, la Comisión Europea (CU) propuso un Reglamento para prohibir en el mercado de la UE los productos obtenidos con trabajo forzoso. La propuesta abarca todos los productos, a saber, los fabricados en la UE para consumo nacional y exportación, y los bienes importados. La propuesta se basa en definiciones y normas acordadas internacionalmente y subraya la importancia de una estrecha cooperación con los socios mundiales. Las autoridades nacionales estarán facultadas para retirar del mercado de la UE productos obtenidos con trabajo forzoso, tras una investigación. Las autoridades aduaneras de la UE identificarán y retendrán en las fronteras de la UE los productos obtenidos con trabajo forzoso.

Si queréis leer la propuesta entera, tenéis que hacer click al siguiente enlace de la página oficial de la Comisión Europea para el texto en español:

https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/HTML/?uri=CELEX:52022PC0453&from=EN

¿Cómo se aplicará esta norma?

Las autoridades nacionales de los Estados miembros aplicarán la prohibición mediante un enfoque de ejecución basado en el riesgo. En una fase preliminar, evaluarán el riesgo de que se haya utilizado trabajo forzoso sobre la base de muchas fuentes de información diferentes. Las autoridades iniciarán investigaciones sobre productos respecto de los cuales existan sospechas fundadas de que han sido obtenidos con trabajo forzoso: podrán solicitar información a las empresas y llevar a cabo controles e inspecciones, también en países no pertenecientes a la UE. Si las autoridades nacionales descubren que se ha utilizado trabajo forzoso, ordenarán la retirada de los productos ya comercializados y prohibirán su comercialización y su exportación. Las empresas deberán deshacerse de los productos. Las autoridades aduaneras de los Estados miembros se encargarán del control del cumplimiento en las fronteras de la UE.

Si las autoridades nacionales no pueden reunir todas las pruebas que necesiten, por ejemplo debido a la falta de cooperación de una empresa o de una autoridad de un Estado no perteneciente a la UE, podrán tomar la decisión sobre la base de los datos disponibles.

Próximos pasos

La propuesta debe ahora ser debatida y aprobada por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea antes de que pueda entrar en vigor. Se aplicará veinticuatro meses después de su entrada en vigor.

Por supuesto nos encargaremos de teneros al día sobre este asunto. Para cualquier pregunta no dudéis y escribídnos a info@fiatlux.legal o llamádnos al número +39.338.1530687. Estarmeos encantados de ponernos a vuestra disposición para aclarar cualquier duda y poner a vuestra disposición nuestras competencias.

Fiat Lux Legal

Avv. Federica Loreti