DIRECTIVA EUROPEA “CASAS GREEN” OBLIGACIÓN DE ADAPTAR LA CLASE ENERGÉTICA DE LOS EDIFICIOS

DIRECTIVA EUROPEA “CASAS GREEN”

OBLIGACIÓN DE ADAPTAR LA CLASE ENERGÉTICA DE LOS EDIFICIOS

El Parlamento Europeo ha aprobado la llamada Directiva “Casas Green”, aunque el texto definitivo llegará después de la fase de negociaciones entre las instituciones europeas y los gobiernos de los Estados miembros de la UE.

Se trata de un paso significativo para la eficiencia energética de los edificios, aunque no faltan opiniones contrarias que prevén un aumento de los costes de las renovaciones.

Los principales objetivos de la Directiva Europea son:

    • mejorar el rendimiento energético de los edificios;
    • reducir los costes de la energía y así reducir las facturas a pagar;
    • reducir la dependencia europea de las importaciones de energía del extranjero;
  • reducir la pobreza energética y mejorar las condiciones de salubridad de los entornos de vida.

¿CUÁLES SON LOS OBJETIVOS ENERGÉTICOS? 

Los edificios de la UE son responsables del 40% del consumo de energía y del 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. La renovación del mayor número posible de edificios ineficientes desde el punto de vista energético tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de energía en el sector para 2030, para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

QUÉ PREVÉ EL TEXTO APROBADO PARA LOS EDIFICIOS RESIDENCIALES 

Según el texto de la Directiva “Casas Green” aprobado, los edificios residenciales deberán alcanzar, como mínimo, la clase de eficiencia energética E para 2030, y la clase D para 2033. Todos los nuevos edificios residenciales deberán construirse con cero emisiones a partir de 2028.

¿CUÁLES SON LOS PLAZOS PARA LOS EDIFICIOS PÚBLICOS Y NO RESIDENCIALES?

Para los edificios no residenciales y los públicos, la consecución de las mismas clases deberá tener lugar antes de 2027 (E) y 2030 (D), respectivamente. Todos los edificios nuevos deberán ser de emisión cero a partir de 2028, con excepción de los nuevos edificios ocupados, gestionados o propiedad de las autoridades públicas para los que la fecha límite es 2026.

¿EXISTIRÁ LA OBLIGACIÓN DE EQUIPARSE CON SISTEMAS CON TECNOLOGÍA SOLAR?

Entre las medidas previstas se apuesta mucho por el solar. De hecho, ya en la fase de transposición de la directiva, el texto aprobado establece la obligación de equipar todos los nuevos edificios públicos y los nuevos edificios no residenciales con sistemas solares. En cambio, para los edificios públicos y para los edificios no residenciales existentes, la obligación entrará en vigor el 31 de diciembre de 2026. Para todos los edificios sometidos a renovaciones importantes, la obligación entrará en vigor a partir del 31 de diciembre de 2032.

¿QUÉ PASARÁ CON LAS PLANTAS ALIMENTADAS CON COMBUSTIBLES FÓSILES?

La directiva establece que los Estados miembros ya no ofrecerán incentivos financieros para la instalación de calderas individuales que utilicen combustibles fósiles, aunque aún no está claro cuándo comenzará esta prohibición. En cambio, parece que desde la transposición de la directiva se prohibirá la instalación de sistemas de calefacción alimentados con combustibles fósiles en edificios de nueva construcción y en edificios sometidos a renovaciones importantes, profundas o, en cualquier caso, a renovaciones del sistema de calefacción. El objetivo es eliminar progresivamente el uso de combustibles fósiles para la calefacción de edificios para 2035 o, en el peor de los casos, para 2040.

¿HABRÁ EXCEPCIONES?

Los países de la UE tendrán la posibilidad de excluir de las obligaciones relativas a la eficiencia y al ahorro energético tipos particulares de edificios, por ejemplo, en virtud de su particular valor histórico y arquitectónico, o los lugares de culto, los edificios temporales, las segundas viviendas utilizadas durante menos de cuatro meses al año, etc. Entre ellos, también pueden estar exentos los edificios de viviendas públicas. Además, los países miembros podrán solicitar a la Comisión que adapte los objetivos europeos en función de la viabilidad técnica y económica de las renovaciones (para un máximo derogable de edificios equivalente al 22% del total de los inmuebles).

FINANCIACIÓN Y MARGEN DE MANIOBRA DE CADA ESTADO 

Ya la próxima fase de negociación entre Europa y los gobiernos de los ESTADOS miembros de la UE (la próxima reunión está prevista para el próximo mes de diciembre) podría aportar modificaciones al texto actual de la Directiva, dando más espacio a las posibles maniobras que los Estados miembros podrán adoptar en la fase de transposición, para establecer las medidas necesarias para alcanzar los objetivos en sus respectivos planes nacionales de reestructuración.

Además, como ya se ha mencionado, cada Estado miembro podrá establecer, dentro de ciertos límites, los edificios que podrán derogar la directiva “Casas Green”.

Por último, aún no se han definido las condiciones para solicitar financiación, que deberán prever regímenes de apoyo para facilitar el acceso, con una importante prima para las llamadas renovaciones profundas que afectarán a los edificios con las peores prestaciones y ayudas dirigidas a las familias más vulnerables.

En conclusión, es bueno no perder de vista estos objetivos a largo plazo y, en caso de tener que proceder a renovaciones importantes de inmuebles, confiar en expertos del sector, que tengan la preparación, el conocimiento y la visión adecuada de cómo evolucionará el sector de la eficiencia energética con relación a los inmuebles.

Si tiene alguna pregunta sobre este tema, no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestro correo electrónico: info@fiatlux.legal o en el número: 0039.3381530687, nuestros expertos estarán encantados de poner a su disposición sus conocimientos.

Un cordial saludo y hasta pronto.

Avv. Federica Loreti

Fiat Lux Legal