Quiénes somos

Fiat Lux nace de la idea de su fundadora, la abogada Federica Loreti, con la finalidad de crear una red de profesionales, que, uniendo sus competencias en los distintos sectores de pertenencia, sean capaces de responder de manera más completa a los intereses de los clientes. Hoy de hecho los varios ámbitos de operatividad de cada categoría de profesionales resultan interconectados: en última instancia, para resolver un problema legal, muy a menudo es necesario recurrir también a otras figuras profesionales, cómo el fiscalista o bien el arquitecto o el aparejador, en caso de una operación inmobiliaria, o incluso a un asesor financiero, para la gestión de fondos o de propiedades inmobiliarias.

La abogada Federica Loreti, con más de 15 años de experiencia en el sector legal, ha reunido a su alrededor un conjunto de profesionales, los más fiables y capaces, que han trabajado junto a ella en estos años llevando a buen fin los múltiples retos encontrados en el camino.

Todos los profesionales que forman parte de Fiat Lux son serios y fiables, y también orgullosos de estar al servicio de sus clientes para encontrar junto a ellos las mejores soluciones a sus problemas.

Dónde estamos
(Roma & Madrid)

Misión

LA IDEA QUE NACE DE LA NECESIDAD DE DAR RESPUESTAS

Me llamo Federica Loreti y soy abogada. La idea de crear esta nueva estructura nace para dar una respuesta a las exigencias concretas que, con los años, durante el ejercicio de la profesión forense, he podido conocer y constatar en primera persona: es un hecho que el mundo moderno resulta cada vez más complejo y confuso, las dinámicas relacionales son más complicadas y es cada vez más creciente la necesidad de tener un experto en los distintos sectores de especialidad, que sea capaz de alumbrar nuestro camino y de conducirnos entre los recovecos de las leyes y de la burocracia.

Con el paso del tiempo las leyes han llegado a ser cada vez más numerosas y de difícil interpretación, tanto en Italia como en Europa. Las fuentes se superponen y no siempre es fácil entender cual sea la interpretación correcta y cual sea, por tanto, la norma aplicable al caso concreto.

 

ALUMBRAR EL CAMINO

Fiat Lux -como indica la misma palabra- intenta volver a los orígenes, cuando todo fue creado pero todavía la oscuridad rodeaba la creación. Luego llegó la luz y todo se hizo claro, visible, y los recorridos a emprender fueron alumbrados y las dudas disipadas.

Esta es por tanto nuestra misión: llevar la luz allí donde reina la oscuridad, reavivar la esperanza de poder recuperar el buen camino, también para los que lo han perdido. Encontrar las soluciones legales justas y convenientes, que se adapten cada vez al caso concreto, para que nuestros clientes puedan tener la tranquilidad de emprender el camino elegido, con la serenidad de haber cumplido con la elección correcta.

 

ASISTENCIA Y ASESORAMIENTO DE 360°

Pero no queremos limitarnos al aspecto puramente legal: queremos dar a nuestro cliente una seguridad que se extienda también a los sectores relacionados con su caso concreto: por esto nuestro equipo está compuesto por profesionales que operan en los distintos sectores: abogados, pero también fiscalistas, contables, arquitectos, ingenieros, consultores laborales, consultores inmobiliarios y financieros.

 

IR MÁS ALLÁ DE LAS FRONTERAS NACIONALES

Y hay más. En este mundo constantemente interconectado, crece cada vez más la necesidad de tener contactos internacionales, de saber y poder operar también más allá de las propias fronteras nacionales. Por este motivo, precisamente para responder a esta exigencia de muchos clientes que tienen sus sedes repartidas en varias partes del mundo, queremos garantizar también, a través del network de profesionales internacionales, asistencia y asesoramiento en otros países.

 

EL LOGO

Precisamente para hacer más concreta la idea de la inspiración internacional, en el logotipo elegido para Fiat Lux Legal aparece la flor del diente de león -que en su estilización parece recordar también una luz encendida-que en el periodo de la floración desarrolla su característico vilano: un conjunto de blancos filamentos plumososos que, actuando como un paracaídas, favorece con el viento la dispersión de la semilla. A través de este sencillo método, la semilla de la flor, llevada por el viento, es capaz de llegar a cualquier sitio. Del mismo modo queremos hacer viajar nuestro mensaje, asesorando a nuestros clientes más allá de las fronteras nacionales.