¿VUESTRA CONGREGACIÓN DEBE EFECTUAR UNA RECALIFICACIÓN ENERGÉTICA DE SU INMUEBLE O DEBE REDUCIR EL RIESGO SÍSMICO? OS ENUMERAMOS AQUÍ LAS NUEVAS OPORTUNIDADES OFRECIDAS EN ITALIA POR EL RECIENTE “DECRETO CRESCITA” (Ley no. 58/2019)

Los propietarios de un inmueble saben bien los cuantiosos gastos que deben afrontar para cumplir en cada momento con las numerosas leyes y reglamentos del sector: con el aumento de las disposiciones normativas, de hecho, aumentan consecuentemente también las obligaciones y los vínculos para los propietarios. Piénsese, por ejemplo, en las obligaciones previstas para la evaluación del riesgo sísmico, para las medidas antiincendio, salud de los trabajadores, etc.

A las obligaciones previstas por la ley, se pueden además sumar también ulteriores intervenciones que pueden ser dictadas por la mera oportunidad y conveniencia, sobre todo bajo el perfíl económico, como por ejemplo, intervenciones para la obtención del ahorro energético, cada vez más útiles y sofisticadas, en correspondecia con la evolución de las nuevas tecnologías.

A tal propósito, señalamos que si Vuestra Congregación debe reducir el riesgo sísmico de su inmueble o efectuar una recalificación energética del mismo, podrá aprovechar las oportunidades previstas por el nuevo “Decreto Crescita” (ley no. 58/2019), en vigor desde el 30 de junio de 2019, que prevé una serie de novedades para los ECOBONUS y para los SISMABONUS, como queda explicado a continuación. Recordamos que la oportunidad de aprovechar estos beneficios finaliza el 31 de diciembre de 2021.

Veamos ante de todo qué son los SISMABONUS y los ECOBONUS:

  • SISMABONUS

Con la expresión SISMABONUS nos referimos a una deducción fiscal admitida para los gastos realizados para las obras de mejoría y adecuación sísmica de los edificios, de los cuáles se puede aprovechar para las intervenciones realizadas en todo inmueble de tipo habitacional y en aquellos utilizados para actividades productivas.

Por ello, al necesitar adoptar medidas de seguridad frente a eventos sísmicos para protección de vuestro inmueble -y las personas que en el mismo viven y trabajan-, es recomendable que tengáis en consideración esta oportunidad.

En particular, con referencia a las obligaciones legales, es oportuno recordar que el d.lgs. no. 81 del 2008 -Texto Único sobre la Salud y la Seguridad en el Trabajo- prevé que, con referencia a todos los edificios que alberguen “ambientes de trabajo”, ya privados ya públicos, tenga siempre que ser realizada la evaluación de todos los riesgos que puedan interesar a los mismos ambientes, incluido el riesgo sísmico, hacia el cúal los edificios deben de ser seguros y estables. Entonces, en caso de que en vuestra casa estén presentes empleados que trabajen para vosotros, o tengáis casas destinadas a colegio, “casa per ferie”, hospital, u otras actividades laborales, recordad que tenéis la obligación de evaluar todos los riesgos por un ingeniero estructural, para que resulte verificado que el edificio tiene las características que la ley exige.

El porcentaje de la deducción fiscal varía según el resultado obtenido con la ejecución de las obras, de la zona sísmica en la que se encuentra el edificio y de la tipología de edificio.

En particular, en relación con los porcentajes de detracción, señalamos que:

  • se podrá aprovechar de una deducción fiscal del 80% si por consecuencia de estas intervenciones se obtiene la reducción de una clase de riesgo sísmico, que podrá llegar hasta el 85% en caso de que se obtenga la reducción de dos clases de riesgo sísmico;

  • el límite máximo de gasto amisible es de Euro 96.000,00 por unidad inmobiliaria.

Para más información, se señala la guía de la “Agenzia delle Entrate” actualizada a julio de 2019: SISMABONUS: le detrazioni per gli interventi antisismici (en italiano).

  • ECOBONUS

Con la expresión ECOBONUS nos referimos a una deducción fiscal admitida para las intervenciones de eficiencia energética de los edificios.

Ejemplificando, eso quiere decir que si queréis ahorrar en vuestras facturas y hacer una elección ecológica e inteligente, tenéis la oportunidad de conseguir deducciones fiscales para todas las intervenciones y los gastos realizados para: mejorar térmicamente vuestra casa (con obras de aislamiento, poniendo nuevos pisos, ventanas, puertas, etc.); instalar paneles solares en el techo de vuestra casa y con los mismos producir energía eléctrica; sustituir viejos y obsoletos sistemas de climatización invernal que seguramente consuman más de lo debido; y además, efectuar intervenciones de domótica, es decir, instalar dispositivos multimediales para el control a distancia de los sistemas de calefacción, cosa que os permitiría vigilar los consumos de vuestra casa también cuando estéis fuera.

Específicamente, en relación con los porcentajes de detracción, señalamos que:

  • el importe que se puede deducir de los impuestos puede variar del 50% al 85% de los gastos en base a las características de la intervención. Los gastos admitidos en deducción comprenden tanto los costes para las obras relativas a la intervención para el ahorro energético, como aquellos destinados a los servicios professionales necesarios para realizar dicha intervención y adquirir la certificación energética requerida;

  • el límite máximo de gastos amisible es de Euro 40.000,00 por unidad inmobiliaria.

Para más información, os invitamos a consultar la guía de la “Agenzia delle Entrate” actualizada a julio de 2019 sobre las reestructuraciones inmobiliarias en general, que comprende también las obras de eficiencia enérgetica: Ristrutturazioni edilizie: le agevolazioni fiscali (en italiano).

NOVEDADES APORTADAS AL SISMABONUS Y AL ECOBONUS POR EL “DECRETO CRESCITA”

Una vez considerado todo lo anterior, veamos ahora en detalle cuáles son las ulteriores ventajas que el “Decreto Crescita” ha previsto para los mencionados bonus:

  1. la extensión de la deducción fiscal, sea en caso de mejoría sea de adecuación sísimica -incluido el caso de demolición y reconstrucción del inmueble- se extiende a las zonas clasificadas con riesgo sísmico 1, 2 y 3. Una modificación que, de hecho, extiende a casi todo el teriritorio nacional la posibilidad de acceder al incentivo;

  1. descuento directo en factura tanto para el ECOBONUS como para el SISMABONUS: eso significa que para ambas intervenciones ha sido prevista la posibilidad de optar, en lugar de la deducción fiscal, directamente por un descuento en el precio debido a la empresa que ha realizado las obras o proporcionado los bienes.

Opción del descuento directo en factura: cómo aprovecharlo.

¿Qué se tiene que hacer para aprovechar del descuento directo en factura? Ante todo tenéis que aseguraros, antes de contratar con una empresa para la ejecución de las obras, que la misma sea capaz de realizar ese descuento, puesto que no todas las empresas -sobre todo las más pequeñas- tienen la capacidad económica para realizar el descuento directo. En todo caso, es importante saber que la empresa que ha realizado el descuento recuperará luego el importe relativo en forma de crédito de impuesto en los sucesivos cinco años.

Es un provvedimento dell’Agenzia delle Entrate del 31 luglio 2019 (en italiano) que explica en detalle las modalidades de actuación, aclarando ante de todo los tiempos: quien opte por el descuento directo en factura tiene que comunicarlo a la “Agenzia delle Entrate” hasta el 28 de febrero del año sucesivo con respeto a aquel en el cual se han pagado los gastos que dan derecho a las deducciones.

EN SÍNTESIS, A CONTINUACIÓN INDICAMOS LAS PRINCIPALES VENTAJAS PARA QUIÉNES UTILIZEN ECOBONUS Y SISMABONUS:

  • un ahorro de aproximádamente Euro 136.000,00 por unidad inmobiliria si se aprovecha de ambos incentivos (ECOBONUS y SISMABONUS);

  • la Congregación que tenga derecho a las deducciones puede optar, en lugar de la deducción fiscal, por un descuento directamente en el precio debido para las obras efectuadas o para los bienes adquiridos, igual al importe de la deducción aplicable (siempre en los límites de gastos previamente indicados);

  • el inmueble en consecuencia a dichos trabajos, obtendrá una valorización que podrá llegar hasta y más allá de un 20% de su precedente valor;

  • para las intervenciones de tipo ECOBONUS se obtendrá una sensible reducción de los consumos energéticos para el calentamento y/o para la climatización estival;

  • para las intervenciones de tipo SISMABONUS se obtendrá una mayor seguridad del edificio.

Si quereís conocer más, podeís contactárnos a nuestra dirección: info@fiatlux.legal y os pondremos en contacto con nuestros expertos -abogados, ingenieros y arquitectos- para una evaluación detallada y cuidadosa de vuestro caso específico.

Avv. Federica Loreti